Consejos para manejar mi primera tarjeta de crédito

Consejos para manejar mi primera tarjeta de crédito

El que nuestra primera tarjeta de crédito sea aprobada es un momento que causa mucha emoción.

Tal vez por las expectativas que nos genera esto, tal vez por todo lo que creemos que podemos comprar o tal vez porque nos sentimos con en las películas de Hollywood, como cuando parece que esta tarjeta llegó para solucionarte la vida.

La realidad es que, tener una tarjeta de crédito, sin importar la edad que tengas, es una importante responsabilidad. Por eso, queremos darte algunos consejos para que esta no se te salga de las manos y termine durando menos que la emoción de conseguirla.

Lee bien tu contrato y beneficios

Las tarjetas de crédito, generalmente, llegan acompañadas de muchos beneficios. Pueden ser descuentos, meses sin intereses, puntos para compras y muchas más cosas, pero también llegan con muchas condiciones, como cantidad determinada de intereses, un límite de crédito y fechas de corte.

Es relevante que leas muy bien todo lo que incluye tu nueva tarjeta de crédito, lo que pensamos que es muy bueno y lo que parece no serlo tanto y hagas las preguntas que sean necesarias para entender al 100% el funcionamiento de tu nueva tarjeta.

Pagos para no generar intereses

Hay una gran cantidad de personas que terminan perdiendo el control de gastos de su tarjeta de crédito por los tan temidos intereses.

Es importante que, cuando hagas compras, te fijes muy bien en las condiciones de cada tienda, muchas de ellas te ofrecen meses sin intereses, pero en otras ocasiones, tienes que pagar en una fecha exacta, si no te comenzarás a ahogar en deudas innecesarias.

Leer también:  ¿Cómo cuidar el bienestar de tus empleados?

Recuerda que hacer tus pagos a tiempo te ayudará a evitar pagar más por intereses que lo que en verdad te costó lo que compraste.

 No gastes más de lo que puedes pagar

Consideramos que esto debería estar escrito en cada tarjeta de crédito. Puede ser que tu límite de crédito sea muy alto, pero si lo que vas a pagar mensualmente se va saliendo de tu presupuesto, poco a poco se irá convirtiendo en un problema muy grande.

Es valioso que tú te pongas un límite a lo que en verdad puedes pagar cada mes. Hay aplicaciones bancarias en las que puedes marcar un límite de gasto el día para tener un mejor control.


Deja un comentario